CAMPAÑA DE PREVENCIÓN

Todo el mundo tiene manchas en la piel, son parte del proceso normal del envejecimiento. Sin embargo, a veces pueden ser el signo de algo más preocupante.
Revise su piel y la de su familia una vez al mes, de forma regular, en busca de manchas sospechosas. Si tiene dudas, consulte a su dermatólogo.

Fíjese especialmente en manchas que:

  • Han cambiado de tamaño, color o forma
  • Son diferentes del resto
  • Son asimétricas
  • Tienen un tacto áspero
  • Tienen varios colores
  • Son mayores de 5 mm
  • Pican
  • Sangran
  • Tienen una superficie brillante
  • Parecen una herida pero no cicatrizan

SIGNOS DEL MELANOMA:

Recuerde los signos ABCDE del melanoma:

La detección temprana es el principal factor para el éxito del tratamiento contra el melanoma.

A Observar:

  • A ASIMETRÍA en la mancha. Contornos desiguales.
  • B BORDES irregulares.
  • C COLORES en la mancha. Tonalidades diversas negras, café, canela
  • D DIÁMETRO mayor de 6 mm. Cambios en el tamaño, generalmente crecen.
  • E EVOLUCIÓN. Cualquier cambio (de tamaño, forma, color, abultamiento, o similar, así como nuevos síntomas como picor o sangrado) es una señal de aviso que no debemos ignorar.

Revise los signos ABCDE del melanoma y si comparte al menos uno de ellos póngase en contacto con su dermatólogo.

En cualquier caso: ESTÉ ATENTO A LOS CAMBIOS

  • ¿Qué hacer?
  • ¿Tiene una mancha que le preocupa?
  • ¿No está seguro de si puede ser un problema?
  • Más vale prevenir que curar. Haga que un dermatólogo revise la mancha.

Y recuerde:

En cuanto aprecie algo fuera de lo común consulte con su dermatólogo

Tenga el hábito de revisar su piel una vez al mes. No todas las manchas sospechosas aparecen en zonas expuestas al sol o en zonas visibles.
Revise todo el cuerpo por delante y por detrás, preferiblemente frente a un espejo.

  1. Fíjese en su cara, incluyendo la nariz, los labios, la boca y las orejas (también por detrás de las mismas).
  2. Revise su cuero cabelludo utilizando un peine pasa separar el pelo en capas. Hombres: en caso de calvicie, examine todo el cuero cabelludo.
  3. Revise sus manos, las palmas y el dorso y también entre los dedos.
  4. Levante el brazo para examinar la parte interna del brazo y la axila.
  5. A continuación, fíjese en el cuello, el pecho y la parte superior del cuerpo. Mujeres: revise la zona entre las mamas y por debajo de las mismas.
  6. Utilice un pequeño espejo para examinar la nuca y la espalda.
  7. Revise los glúteos y la parte de atrás de las piernas. Termine examinando las plantas de los pies y los espacios entre todos los dedos.